En una canción o menos: 16 años de La Lata de Bombillas

En una canción o menos: 16 años de La Lata de Bombillas

Perfección pop. Menos de tres minutos. Resumes la vida. Sonrisas y alguna lágrima. Los singles de The Smiths, los EP´s de Françoise Hardy. ¿En una canción? O menos.

Viernes:

El Brindador: Ama. Deja que te ame. Hay un contrabajo. En matemáticas la doble reflexión de un punto lo devuelve al original. Me pasa con Scott Walker y con Jacques Brel. En el medio Bowie. Cerca de todo, El Brindador. Un tema: Mujer con vistas al mar (de Época, el disco del año 2016 de Dani Garuz). Playa y piano en el secano aragonés. Eres un provocador, Octavio. Susúrrame un poco más. Ericbarre, ericbarre.

Tulsa: Yo la vi detrás de ellos. Tenía más músculo en la garganta. Cocoliso y las arenas del tiempo. ¿Cómo hemos pasado de las guitarras a los corazones sintéticos? ¿Cómo hemos dejado de bailar tan pronto? Daniel Gascón y las cassettes grabadas. La conexión es un hecho, mira cómo saltan chispas de los amplificadores. Un tema: Gente común (de La calma chica, año 2015). Como anillas en el cuello, vamos de lado a lado y esperamos que vuelva Fernando Arbex y nos salve Varoufakis. Menos rabia, Octavio.

El último vecino: Siempre es bueno un poco de oscuridad. Ese regusto vampírico, frío y ajeno. Como una línea de bajo de Peter Hook, como un directo de Japan, como una adaptación de Lovecraft con música de Alphaville. Ahora van más rápido, extrañando a Zowie: una canción, Tu casa nueva.

La bien querida: Nadie olvida a Antonio Luque ni a Jota tan fácilmente. Nadie perdona para siempre. Siempre hay un hueco entre el hueso y el alma difícil de llenar. La Bien Querida nos ama. Más a ti que a mí, no lo vamos a negar. Languidez y esquematismo. Arreglos mutantes, como se pudieras secuenciar la Semana Santa. Agresividad y hieratismo. La canción: A veces ni eso (Ceremonia, 2013). Océano de no-wave, una sirena ahogada entre efluvios narcóticos y mantras volátiles. Nunca te olvidaré, de verdad. Octavio, perdona, todavía sigo aquí.

Mujeres: El mito de ciudad sumergida. Barcelona, avenida de la Luz. De entre los flecos urbanos surgen pequeños protopunks con camisas de cuadros. Yo estoy defendiéndome, como en aquel cine de Lamberto Bava, de los arañazos y los escupitajos. Salgo de la sala y vuelvo a entrar cuando Mujeres empieza a tocar un viejo tema de los Saicos. ¿Qué fue, el año 2009 ó el 2010? Era Huesca, eso seguro. Una canción, una versión: Demoler (disco Mujeres o disco sin título, lo edita Sones y lo puedes conseguir en cd por 4,90 euros), el tema de los Saicos. ¿Estabas bailando en un bar de lesbianas? Cómo te pasas, Octavio. No, es un guiño a Jonathan Richman.Ahora me fijo más en las nuevas cajeras del Trady´s del pueblo.

 

 

Segundo día:

Luis Prado: Deja de quejarte. Las entradas y las camisas amplias. A Frank Zappa no lo importaban tus miedos. Zappa y tú esperando a Luis Prado en la puerta de Las Armas. Terrores favoritos para empezar a hablar. Mi favorita: Ya no así. Con Miguel Ríos. El otro día estuvo en Zaragoza. Miguel Ríos, digo. Cantó dos de Chuck Berry. No descarto nada.

Kiev cuando nieva: Les he preguntado todo. Ellos me han respondido. Los oráculos han cambiado de lugar de residencia. Si hay alguna duda: Aquí. Favorita: ya sabes cuál es, sería hermoso que la tocaran y si no, también lo será.

Mostaza Gálvez: Todo cabe en un metro cuadrado. Usas un buscador y te lo dice: Los Ronaldos, New Order, Morrissey y la ELO.¿Fácil? Todo en un metro cuadrado, con la guitarra, que no sé si nos cabe un piano. Un EP para empezar, nos abre el apetito. Restos, para los perros, los que aguantan hasta el final de la noche, los que colgaban vinilos de GASCA de sus paredes porque hacían como bonito. Han pasado muchos años. Una canción: Agotado (de Restos, claro) Fundido en negro para el final de la noche.

The Primitives: ¿Qué es la vida sin pop? ¿Y sin pop británico? ¿Y si ella era joven cuando Nick Cave invitaba a chupitos a George Best? ¿Si ya bailabas antes de que Gillespie cambiara la batería por el micrófono? The Primitives, revival y recuento. Tocamos la historia con los dedos. Una canción: la versión de Crash que hacen Belle and Sebastian en el segundo volumen de Late Night Tales. Miro el videoclip y se me resquebraja la máscara cuando intento sonreir.

The Prussians: ¿Llegaré hasta el final? ¿Tendré fuerzas para levantar las suelas del pegajoso suelo y bailar? A esas horas de la noche uno busca agarraderos entre el sudor ebrio que exhala la vida. Qué bello es vivir, qué bello es bailar. Una canción: The hills (tan moderno que medimos el éxito en reproducciones) verborrea, Octavio, Paul Simon llegando a Graceland.

¿Y los pinchadiscos? Todos que traigan un fanzine detrás o un soundsystem merecen nuestros respetos. Luego, tostadas y amor. Gracias Lata de Bombillas. Dos días que valen un año.

 

 

 

 

INFO

Días: 17 y 18 JUNIO
Hora: 20:00- 5:00
Lugar: Las Armas
Entradas:
– Entrada de día: 20€
– Abono:30€
Puntos de venta
-Físicas
Lata deBombillas, Las Armas, Bar Gilda
-Online
www.entradium.com y www.alasarmas.org

Ofertas Especiales:

Socios (20) http://www.alasarmas.org/hazte-socio/

______________________

Horarios:

Viernes / Sábado

20.00h-20.45h El Brindador / Luis Prado
21.00h-22.00h Tulsa / Kiev cuando nieva
22.20h.23.20h El último vecino / Mostaza Gálvez
23.40h-00.40h La bien querida / The Primitives
01.00h-02,00h Mujeres / The Prussians
02.00h-03.00h Deux / Georgy Girl
03.00h-05.00h Unicornicats Djs / Guille Milkyway

Leave a Reply

X