Diez años de retratos en Las Armas

By 17 mayo, 2017arte, general

“LasArmas300” es un proyecto surgido de la mente de Steve Gibson. Él es ingles aunque afincado desde hace unos años ya en Zaragoza. Su proyecto lo está llevando a cabo en las armas y consiste en hacer 300 retratos de personas reales a tamaño real durante 10 años. Hemos hablado con él para que nos adentre un poco más en su mundo y nos muestre como es su día a día.

 

– Háblanos de ti. ¿De dónde eres? ¿Siempre te has dedicado al mundo del arte?

Soy de Liverpool. Sí, siempre me he dedicado al arte, estudié artes en el sur de Inglaterra y desde entonces siempre he hecho algo relacionado con eso. Trabajaba en restauración, en diseño gráfico y ahora estoy en Zaragoza haciendo escultura.

– Cómo acabaste en Zaragoza y más específicamente en las Armas? ¿Qué te atrajo de este lugar?

Llegué a Zaragoza porque me salió un trabajo de profesor de educación plástica en un colegio y luego después de estar trabajando en el colegio poco a poco fui experimentando y haciendo mi propio trabajo. De esta manera me introduje en el mundo de la escultura.

En cuanto a las armas, me invitaron a ver el espacio en 2011 y en principio no me interesó porque tenía otro estudio en el barrio de “las delicias”, además de que  necesitaba para hacer las esculturas y los dibujos que he estado haciendo más espacio.

– Para hacer tus esculturas utilizas cartón. ¿Por qué este material?¿Cómo trabajas con él?

Sin embargo, mientras estaba haciendo dibujos de gran formato para la feria de Barcelona pensé en la idea de que podría hacer un proyecto de diez años, sobre dibujar a gente normal…Y poco a poco mientras hacía otro trabajo, me vino la idea, hice una propuesta, aceptaron la propuesta y ya desde entonces, estoy ahí trabajando.

Comencé a utilizar el cartón porque era el material que en ese momento tenía a mano. Es un material que me gusta mucho. Realmente empecé con el cartón porque era un material barato y como te digo, lo tenía a mano. Además, según dicen, no hay mucha gente trabajando con este material en la manera en que lo trabajo yo. Hay mucha gente que dice que trabaja el cartón pero que no usan la misma técnica que la mía ya que es “inédita” o eso dicen.

Cuando hago la escultura la concibo más como una pintura, me fijo mucho en los pintores como Velázquez, Sorolla, Sargent y lucian Freud… Entonces, cuando estoy haciendo una escultura, estoy como pintando en el aire y veo que cada pedazo de cartón que pongo es como una pincelada, como un gesto con el pincel.

– ¿Cómo surgió la idea del proyecto? ¿Con qué finalidad/intención lo haces?

La idea del proyecto surgió cuando yo estaba trabajando haciendo dibujos de gran formato y bueno, la idea es sencilla, es hacer 3 dibujos de gente anónima cada mes, osea 30 dibujos al año a lo largo de 10 años y crear una colección de 300 dibujos de gente anónima. La finalidad pues no la tengo muy clara, es más un reto personal que otra cosa, es casi como un “mantra”, voy trabajando, haciendo un dibujo tras otro, descubriendo cosas sobre el dibujo y también sobre mí.

En cuanto a la finalidad me gustaría exponer en el 2021 toda la colección en alguno o varios sitios de la ciudad. Hacer un documento, crear un catálogo, colaborar con otra gente que podrían aportar cosas como texto o video… Es una cosa que ya estoy pensando. Aunque la intención como te digo es de tener una colección de más de 300 dibujos y ahí estarán.

– ¿Cuál es el funcionamiento?

Normalmente, en un mes se hacen entre 200 y 400 fotos, según el mes y los eventos que hay.

– ¿Cuánta gente ha pasado por aquí? ¿Cuánto tiempo llevas?

Pasa muchísima gente de todo tipo a hacerse fotos. No hay un perfil específico, hay mucha gente a la que le gusta hacerse fotos.

– ¿Cuál es el proceso de hacer un dibujo? ¿Cómo trabajas?

Selecciono una foto al azar con un programa del ordenador, de esta manera tengo la foto en la pantalla del ordenador y puedo ir dibujando. Empiezo de arriba a abajo, comienzo con la cabeza y luego voy dibujando hacia abajo. Una vez que está terminada la figura ya empiezo a meter más contraste, buscar ritmos. En la textura tanto en la escultura como en el dibujo es muy importante. El trazo también es un aspecto que hay que cuidar, desde lejos el dibujo puede parecer una foto pero de cerca ves el trazo de grafito que es el material con el que dibujo, intento hacer lo máximo posible con una barra de grafito gorda que tengo. Luego los detalles los trabajo con lapicero, pero intento que sea una cosa con mucho gesto, mucha expresividad.

– No conoces a la gente que estás retratando, ¿en qué te basas para reflejar su esencia?¿haces algún tipo de aportación personal a los dibujos?

A algunas personas sí que las conozco pero a la mayoría no y eso es una cosa curiosa porque normalmente cuando haces un retrato conoces a esa persona y entonces intentas sacar o sacas algo de lo que tú sabes de ella. Sin embargo, cuando dibujas a una persona anónima no la conoces y muchas veces puedes tener una idea equivocada de cómo es esa persona. Mucha gente viene al taller a presentarse y demás pero bueno, la idea que tenía cuando yo estaba trabajando no tiene nada que ver con la realidad.

En general hay que hacer que se noten los gestos, hay gente más seria, hay gente más atrevida a la hora de hacer una pose. Se debe intentar sacar lo que puedas de la foto, la ropa… e intentar exagerar algún gesto con los trazos y las marcas que se hacen con el grafito, intentando no exagerar. También es importante intentar sacar lo que tu percibes de la personalidad de la persona.

No obstante, alguna aportación personal yo creo que sí hago, aunque intento no cambiar como es esa persona. Lo que pasa es que a veces ves algo y vas exagerando y vas destacando unos rasgos, un gesto, intentando recrear a esa persona pero sin distorsionarla, es una cosa que como no los conozco es mi propia subjetividad.

– Una vez termines, ¿qué pasará con todos estos dibujos?

En un principio todavía no lo se, a mi lo que me gustaría es que alguna empresa o entidad viniera y me comprara todo y ya tendría la vida resuelta pero ese no es el objetivo, el objetivo no es venderlos, es hacerlos. Yo creo que algún día valdrán algo de dinero porque el hecho de tener 300 dibujos hechos en 10 años tiene su importancia, tiene su valor. Los dibujos cuando los termine pueden ir a una institución o simplemente se quedarán en mi estudio guardados…

Una vez que esté terminado el proceso, ya empezaré a hacer otra cosa y los dibujos tendrán su propia vida ya sea inmediatamente, en un futuro próximo o en un futuro lejano pero siempre van a estar ahí, espero.

– ¿Qué más proyectos has desarrollado? ¿Estás haciendo alguno más ahora mismo?

He trabajado en muchos proyectos a lo largo de estos años. He expuesto en muchos países, desde Nueva York hasta Milán, Zaragoza, Inglaterra y siempre tengo algo entre manos, alguna exposición.

Lo que tengo ahora es una exposición con la cual estoy muy ilusionado aunque tampoco quiero decir demasiado en este momento. Es una cosa que voy a hacer en Fraga relacionada con la boda fragatina de Viladrich, eso es lo que tengo entre manos actualmente. Cabe mencionar que es un proyecto que también tiene su enlace y vínculo a las armas, ya que es algo que no se encuentra muy “lejos” de lo que hago ahí y la verdad, estoy muy contento con este proyecto. Lo único que te puedo decir es que se va exponer en Fraga en 2018, concretamente en Abril.

Leave a Reply

X