Tan lejos, tan cerca: Un día para Elliott Murphy

Por Octavio Gómez Milián.

Uno podría empezar este artículo con un: «¿Qué hay de nuevo viejo?», pero quizá el tono escaparía lo que el lector habitual del rockandroll espera. Hay mucho de recuerdo y también hay mucho de distancia entre el maestro Elliott Murphy y la ciudad. ¿Qué ciudad? La ciudad somos todos, man, somos todos.

Roma

Las viejas revistas de Linacero Express, al final de los noventa, hablaban de Elliott Murphy. Las fotos, siempre con sombrero y pelo lacio, casi albino…Murphy era el que cabalgaba en la noche de una taberna a otra cantando sus canciones con un leve deje irlandés en su pronunciación. Pero lo importante, porque de la anécdota vive el hombre, era que todos los veranos, en el mes de agosto, se acercaba al Albergue de Piedrafita de Jaca y daba un concierto para unos pocos elegidos. La seducción del ceremonial ajeno.

Además, en aquellas entrevistas siempre destacaban que el compositor vivía en París…en la España pre-Erasmus, en el Aragón ajeno a las líneas de vuelo de bajo coste, París sonaba a Bataclan, a Barrio Latino, a Gainsbourg besando a Vanessa Paradis en las puertas del Olympia. ¿Qué hacía allí un tipo con pinta de vaquero? La seducción del ceremonial ajeno.

Chema Fernández y Antípodas Producciones cuentan las visitas, tres por cinco, quince. Chema sabe de qué hablamos cuando hablamos de rock americano. De Hank Williams a Neil Young pasando por Gram Parsons y un saludo a los que se quedaron en el camino.

Diamantes en el patio

En 1984 Elliot Murphy apareció en la Edad de Oro, el mítico programa de TVE dirigido por Paloma Chamorro. Vestía ese atuendo rockero ochentero que nos hace dibujar una sonrisa: pantalones de cuero amplios, botas por encima, cuellos altos finos o chalecos sobre la piel desnuda. La pesadilla dulce de la época, con Tom Petty en primera línea y Bob siguiendo detrás, con perilla de judío cansado de su propia fe. En 1984 hacer rock era casi de Proscritos (que se lo pregunten a Jose Lapuente) y el tipo no se amedrenta frente a las hordas de punks, nuevaoleros y siniestras. Aunque tiene un poco pinta de pirata…qué le vamos a hacer.

¿Qué hay en las canciones de Elliott Murphy? La receta tradicional, cocida a fuego lento en un puchero alimentado por la madera húmeda del pantano, con un poco de bourbon de alambique casero y aderezado por el polvo que queda pegado a las botas para cada uno de los vagabundos del Dharma:

El león duerme esta noche

¿Y las palabras? Las palabras son importantes. Algunas llevan la música tan dentro que cuando las dice no habla, simplemente canta. Otras se acumulan muy rápido, muy intensas…tanto que no tienen tiempo de ponerse a bailar. Eso lo entendió Oscar Sipán y Tropo editó Justicia poética. Como una canción de La Costa Brava sin que Murphy conociera a Sergio Algora. El primer capítulo, en su versión original inglesa, se puede escuchar a ritmo de spoken word como una letanía que avisa de la llegada de los coches de caballos sin caballos, del final de la inocencia, del salvajismo controlado. Hay tiburones que son más peligrosos cuando llevan sus revólveres enfundados.

¿Quién es el jefe?

Uno podría montarse una mixtape, un disco pirata, con las colaboraciones de Elliott Murphy con Bruce Springsteen. Los completistas enumeran: Better Days, Buffalo Gals, Blowin down the road, Hungry heart o Everything I do. ¿Quién estuvo antes? ¿Quién bajo en la antes del tren?

No te detengas

Uno de los eventos más esperados del día de Ellliot Murphy en Las Armas es la proyección de The second act of Elliott Murphy, la película de Jorge Arenillas estrenada el pasado año en el festival Dock of the Bay de San Sebastián. Como un personaje de Scott Fitzgerald diciendo sus líneas, citamos al autor norteamericano para enunciar: Todo buen escritor nada por debajo del agua y aguanta la respiración. Murphy en apnea creativa, de gira en gira, de escenario en escenario, cantando las cosas que siempre quisimos hacer, los huevos de Pascua enterrados en el jardín.

Acércate, saluda, tocarás un trozo de historia con tus dedos.

_________________________________________________

  • DÍA: 24/01/1016
  • HORA:
    • 12,00 Apertura de la exposición de portadas de discos
    • 12,30 Pinchada de Elliott Murphy y de Rock Americano
    • 16,30 Presentación del libro «Justicia Poética» de Elliott Murphy para la Editorial Tropo
    • 18,00 Proyección de la película documental «The second act of Elliott Murphy» dirigida por Jorge Arenillas (87 min.)
    • 20,00 Concierto de Elliott Murphy
    • 22,00 Firma de discos y libros.
  • PRECIO DE LA ENTRADAS
    • Anticipada 15€
    • Taquilla 18€
    • Pelicula + concierto : € 18,00
  • PUNTOS DE VENTA
X