was successfully added to your cart.

Osaka Monaurail: like a Zen Machine

Resulta sorprendente la capacidad que tienen los japoneses de tomar invenciones ajenas, asimilarlas como propias, reformularlas y llevarlas al extremo de la perfección, dando lugar a un nuevo paradigma donde la creación original, lejos de resultar menoscabada, termina revestida de una nueva dignidad. Aprender, copiar y mejorar son los pilares de la filosofía kaizen, practicada desde tiempos inmemoriales por estos adalides de la paciencia, la observación y la disciplina, cuyos postulados se estudian hoy en día  en las principales escuelas de negocios del mundo occidental.

 

Así, las motos, las cámaras de fotos o el ferrocarril no son inventos japoneses, pero pocos pondrán en duda que han sido los maestros nipones quienes han elevado  la elaboración de tales maquinarias a la categoría de arte. Visionarios, concienzudos, y detallistas, los hijos del Sol Naciente se sitúan a la vanguardia de la creatividad, tomando como referencia los planos bosquejados  por el resto de la humanidad.

 

Los fenómenos que hoy nos ocupan constituyen una buena muestra de este tipo de talento. El funk, desde luego, tampoco es un invento japonés, pero hete aquí que Osaka Monaurail se ha convertido, por derecho propio, en uno de los principales valedores del género en la actualidad. ¿Japos tocando funky? Lo sé, suena exótico, improbable, y hasta surrealista, pero basta con echar un vistazo a cualquiera de sus vídeos para entender que estos muchachos van muy en serio:

 

 

Con una trayectoria de casi 25 años a sus espaldas, estos samuráis del ritmo sincopado han recorrido el mundo entero dejando constancia de que van sobrados de feelin’, groove, vibe y cuantos neologismos se puedan invocar para significar su competencia como  funkeros de primer orden.  Evoquen el estilo del mejor James Brown de finales de los 60, pásenlo por el tamiz del virtuosismo nipón, aderézenlo con grandes dosis de sentido del espectáculo y se aproximarán bastante a lo que viviremos  el próximo día 11 en el tatami de Las Armas.

 

Les invito a dejarse llevar por su funk de la Edad de Oro que les incitará, o mejor dicho, les OBLIGARÁ a bailar y contorsionarse cual carpas en un estanque de Hokkaido; les conmino a no ofrecer resistencia a sus brutales riffs de bajo disparados al corazón del público como estrellas shuriken; les sugiero presten atención a su contundente sección de viento donde los metales son manejados como auténticos nunchakus; y les imploro no pierdan detalle de las evoluciones de Ryo Nakata, líder carismático y Gran Sensei, siempre generoso en el despliegue de katas bailongos.

 

Deléitense con su explosiva puesta en escena, disfruten de la impoluta elegancia de sus trajes de diseño, perciban la aureola bluesbrotheriana que les confiere tal propuesta estética. Sigan estas sencillas instrucciones y sentirán como les posee la energía de un Saiyan y su espíritu se eleva por encima del Monte Fuji.

 

Las cosas malas de la globalización ya las conocemos. De entre las buenas, felicitémonos por los intercambios culturales imposibles, pues suelen dar lugar a locuras maravillosas.

Info:

Info
Fecha: 11/05/2016
Hora: 20:30h
Lugar: Sala Principal
Entradas: Ant 5€ / Taq 9€
Ofertas especiales: Socios y -21 GRATIS
Puntos de venta:
– Físicas: Las Armas
– Online: http://www.alasarmas.org/entradas/

Oferta especial:
– Hazte socio en:
http://www.alasarmas.org/carnet-de-socio/
– Entradas gratuita -21 rellenando el formulario:
http://www.alasarmas.org/entrada-libre-para-menores-de-21-anos/

 

Leave a Reply

X