was successfully added to your cart.

Lo nuestro es puro teatro

By 12 mayo, 2016escenicas

ACTO PRIMERO

(Antes de alzarse el telón se oye discutir a un grupo de mujeres y hombres. El motivo de la discusión parece apasionado y roza lo enconado, pero nunca llega a lo agrio. Se oyen toses y exclamaciones de desesperación. Un portazo. Comienzan las acusaciones personales de un modo velado. Diríase que al otro lado del telón ambos grupos se disputan la puesta en marcha -o no- de un proyecto suicida. Alguien alude a la cultura, otros al compromiso con la ciudad. Una voz queda parece mencionar ciertas prevenciones de orden económico, pero al punto recibe un abucheo por parte de las dos facciones. Finalmente, se opta por pedir consejo al oráculo. Se abre el telón y se observan enormes columnas acanaladas coronadas por capiteles dóricos. El grupo de Las Armas al completo está en Delfos.)

LAS ARMAS: ¡Oh, Sibila! Ilumínanos con tu sabiduría. Nos encontramos en una encrucijada de la que acaso tú puedas sacarnos. ¿Hemos, por ventura, de dar rienda suelta a un loco proyecto en aras de una búsqueda permanente de enriquecimiento para nuestra polis? ¿Serán proclives los dioses a favorecernos? ¿O padeceremos su terrible castigo?

(Desde fuera de la escena se oye una voz preclara a la par que misteriosa).

ORÁCULO: ¿Acaso todas las decisiones que habéis adoptado eran llenas de mesura y prudencia?

LAS ARMAS: No, oh, Sibila.

ORÁCULO: ¿Habéis, no obstante, resultado complacidos con los resultados de las mismas?

LAS ARMAS: No podríamos negarlo, oh, Sibila.

ORÁCULO: Vosotros mismos os habéis respondido.

TELÓN

 

ACTO SEGUNDO

(La compañía AlasArmas, Teatro, ensaya un texto de Angélica Liddell bajo la dirección de Luis Merchán, titulado El año de Ricardo. Sus miembros saben que trabajan sobre un argumento tan viejo como el teatro. No hay muerte, amor, dinero ni gloria. Y sin embargo hay muerte, amor, dinero y gloria. La tesis versa sobre el poder. Las palabras se impregnan de poder. La atmósfera está cargada de poder. Muertos los reyes y burlados los papas, ese poder ha renacido en el contexto del siglo que pisan los propios actores: están hablando del capitalismo. Los vemos en el momento del descanso del ensayo de luces)

DAVID ARDID: ¿Cómo lo veis? ¿Triunfaremos mañana?

ISABEL CIRIA: Eso espero. El teatro es muy fluctuante y los inicios duros.

ANDREA OMEDAS: Y el buen público fiel al buen teatro. Si la taquilla es medio decente podremos estar más que satisfechos.

MARIANO ANÓS: Ya lo podemos estar. El trabajo ha sido inmejorable.

TELÓN

ACTO TERCERO

(Satisfechos. Increíblemente satisfechos. Tres días seguidos colgando el cartel de No hay entradas les legitiman para ello. Dan cabriolas y descorchan botellas de champán cuya espuma cae sobre el cadáver del extenuado taquillero del Teatro de la Estación. Es estreno de obra y sobre todo estreno de compañía, y han realizado toda una proeza. Son por ello sabedores de que en el futuro los poetas escribirán cánticos a tamaña epopeya. Entra en el camerino el exultante personal de Las Armas con las oportunas felicitaciones. Todos se abrazan y quieren, y todos son puro teatro. Y todos salen a recibir el aplauso del respetable con la sonrisa del que ve en el horizonte un futuro prometedor).

TODOS: ¡MUCHAS GRACIAS!

 

TELÓN

 

 

 

 

Leave a Reply

X