La felicidad de un concierto de Adam Green

By 17 noviembre, 2016general

Silencio, teléfonos móviles apagados, luces fuera, comienza a sonar «Fix my blues» mientras unas montañas nevadas nos transportan a las mil y una noches.Comienza la película.

Un cuento de amor con final feliz. Hora y veinte de una creatividad delirante —–> Adam Green´s Aladdin Film

Aplausos, comprobando teléfonos móviles, luces multicolores, Cooming Soon ( banda francesa que acompaña a Adam por su gira europea ) sale al escenario, 23 segundos después se abre al público el ansiado camino a la felicidad.

 

Froto la lámpara, nervios esperando al genio, me asaltan preguntas fruto de mis dudas infantiles.¿Tendré uno o tres deseos?¿si tengo uno, podré pedir que sean tres más?¿qué narices voy a pedir?.

Adam salta al escenario sonriente, chocando palmas, retándome a tomar el escenario. Comienza EL SHOW.

(Es extraño, pero ) el genio no comienza cumpliendo mis grandes deseos, sino que de salida me regala unos cuarenta minutos de hits, bailes, danzas y euforia. Como por arte de magia la banda desaparece. Adam Green solo sobre el escenario al fin me pregunta cuál es mi deseo.Después de tanto y tan bueno, lo tenía claro. Otra canción, y luego otra, y luego otra …

Después de satisfacer alguno de mis apetitos transporta a The Moldy Peaches a Las Armas con un alucinante solo, buscando algo que no acabé de comprender. Algo relacionado con  Who’s Got The Crack. El genio sobrevuela la sala, flota, se eleva, coge mi mano y me lleva con él, soy feliz.

Se veía venir el cumplimiento del sueño final. Como buen genio, no necesita escuchar mis palabras. Me invita a que baile con él. Bailamos, saltamos y desaparece entre humo en el interior de la lampara, Me quedo en la pista, con una sonrisa .

Gracias, Adam.

 

 

Leave a Reply

X