Carlos Balbuena nos presenta Cenizas

By 30 octubre, 2015cine, general

Carlos Balbuena estrenará “Cenizas”. Una obra que, “merece ser tenida en cuenta en cine español contemporáneo”

Las luces se apagan lentamente a medida que la pantalla empieza a iluminarse. Con un potentísimo blanco y negro permanecemos ante una silenciosa primera imagen de “Cenizas”, primer largometraje de Carlos Balbuena, que se proyectará el próximo 31 de octubre en Las Armas. Una obra que indaga en el paso del tiempo, los espacios que cambian, la vida que fluye. Una historia que te cautiva, te atrapa y emociona, un intenso sentimiento de melancolía que se agarra a la garganta y nos traslada a la profundidad del recuerdo.

El próximo sábado a las 20:00 tendremos el placer de poder ver este largometraje en la mejor compañía de la mano de su director Carlos Balbuena. “Someterte en directo al veredicto y a la curiosidad del público es una gozada. La gente es muy respetuosa y normalmente descubren cosas de tu película que ni tú mismo habías pensado. En ese sentido es muy enriquecedor”, comenta Carlos.

Una oportunidad para ver una obra que, tras su descubrimiento en el Festival de Cine de Autor de Barcelona el 2014, ha sido exhibida por los festivales de cine independiente más importantes del mundo. Fuera de salas convencionales podrá verse en Las Armas un espacio que, como apunta el director y guionista, forma parte de un tipo de centros que son fundamentales a la hora de construir y revitalizar una red cultural en una ciudad.

Su director desentierra con nosotros lo que nos vamos a poder encontrar al ver “Cenizas” en una entrevista.

¿Cuál es el germen de este largometraje?

En mi caso, todos los proyectos comienzan con una imagen. Y después de esa imagen lo que suele venir no es una historia, sino otra imagen. Y otra más… Y es solo con la suma de todas ellas cuando empieza a tomar forma una estructura.

En el caso de Cenizas, esa primera imagen curiosamente no tenía que ver ni con mis abuelos ni con la mina. Eran unas vías vacías y un tren atravesándolas a toda velocidad y con un estruendo terrible. A partir de ahí, como digo, hubo un proceso de reconstrucción de la memoria a través de imágenes que surgieron a partir de esas vías.

¿Está impregnada con vivencias personales de un pasado?

A un nivel emocional, todo lo que hay en la película me toca directamente. Son los lugares de mi infancia; la casa de mis abuelos, las calles del pueblo, etcétera. Por otro lado, muchos hombres de mi familia han trabajado en la mina, incluso mi cuñado sigue trabajando a día de hoy, por lo que también me resulta muy cercano.

¿Qué aporta Cenizas” al público?

De entrada, creo que, por desconocimiento, el retrato de una cuenca minera en la situación de precariedad actual puede resultar interesante, casi exótico…

Por lo demás, no me siento capaz de hablar de las virtudes de la película. Pero sí llamaría la atención en relación a un cierto cine español contemporáneo, del cual “Cenizas” podría formar parte, que merece ser tenido en cuenta. Por novedoso, por arriesgado, por libre, por honesto, por comprometido, por lúcido… Películas como “Aquí y en otro tiempo”, De Ramón Lluís Bande o “Las altas presiones”, de Ángel Fernández Santos, por citar los dos casos más conocidos. Creo que hablan más y mejor de este país y de su cine que buena parte del cine “convencional”.

  1. Una película construida sobre mundo rural. ¿Desde su punto de vista, en estos pueblos afectados muchas veces por la despoblación, se ve algo de luz o solo cenizas?

Sí es verdad que esta es una película que, entre otras cosas, está construida sobre las ruinas de lo que queda del mundo rural. O al menos del mundo rural que yo conocí. Ese mundo rural, el de las cuencas mineras leonesas, ha sufrido un deterioro estremecedor en el último cuarto de siglo y, por lo que he ido observando, no tiene pinta de ir mejor de aquí en adelante. Y, esto es así, entre otras cosas, porque lo que queda son los restos del naufragio de un sector (el de la minería) que yo entiendo como paradigma del capitalismo más brutal

  1. Las otras salas en las que vamos a tener el placer de ver “Cenizas” son…

La película ya ha tenido su recorrido. Un año y medio largo en el que hemos pasado por festivales, centros culturales, museos y salas de todo tipo. Quedan pendientes algunas proyecciones: en Manacor (Mallorca) en diciembre, y alguna más en León de cara al año que viene, pero más allá de eso, supongo que la cosa irá ya relajándose.

  1. ¿Cómo ha sido el proceso de producción: el Crowdfounding?

El micromecenazgo está muy bien para empezar, para primeros proyectos, etc. Estamos muy agradecidos a todos nuestros mecenas, porque una parte importante del presupuesto salió de ellos y sin ese dinero no hubiésemos podido empezar ni a rodar. Pero creo que es un mal síntoma el hecho de que tantísimos proyectos tengan que recurrir a esa forma de financiación. Dice mucho del maltrato a la cultura por parte de las instituciones.

  1. Festival de Cinema De autor… ¿Qué decir?

El D´A es un festival al que yo había acudido mucho como espectador, y por lo tanto, cuando seleccionaron la película la alegría fue inmensa, ya te puedes imaginar.

Además, ha ido creciendo en los últimos años tanto cualitativa como cuantitativamente y ha dejado de ser un pequeño festival marginal de los muchísimos que hay en Barcelona. Y en ese sentido ha sido una plataforma estupenda para la película.

Se podrá conocer más información de la obra, su director o cualquier aspecto que despierte el interés en Las Armas. Es para nosotros es un placer compartir nuestro primer aniversario con la primera ópera prima de Carlos Balbuena. Así que, de celebración, nos vemos el próximo 31 de octubre para seguir hablando con su director.

X