El arte de esculpir guitarras

By 11 abril, 2017general, Sin categoría

 

 

Julio es músico callejero y desde hace algo menos de un año, luthier. Su afición por las guitarras le ha llevado a montarse un pequeño taller artesanal en la calle San Blas, en el corazón del barrio zaragozano El Gancho. Allí da forma a sus sueños e imagina un mundo lleno de guitarras y música. Rodeado de tablas de madera, lijas y sierras, pastillas y clavijas, botes de pintura, pegamentos y un piano para afinar, entre otras muchas cosas, esculpe tablas a base de paciencia para hacer lo que más le gusta, guitarras eléctricas.

Y como está al lado de Las Armas y nos parece un trabajo precioso, decidimos entrar en el taller y hacerle algunas preguntas para conocerle mejor.

1) ¿Qué haces para conseguir que tus guitarras sean únicas?

En principio, busco materiales en internet porque con la posibilidad de poder comprar en el mundo entero pues hay que ir buscando por allí y por allá. Luego, en cuanto a los acabados intento buscar colores que no sean muy vistos y con respecto al sonido intento buscar pastillas hechas a mano por lutieres que se dedican a esto. Y básicamente, esos 3 aspectos hacen que una guitarra tenga un sonido diferente.

2) ¿De dónde sacas los materiales para fabricarlas?

Bueno, en principio todo lo que pueda hacer por mi parte lo hago, en este caso por ejemplo las maderas de los cuerpos, nacen de una tabla que compro, les hago un proceso de secado y luego las voy trabajando con las manos y con alguna máquina para poder hacer los interiores. Los golpeadores, algunos los hago yo e intento hacer algunas pastillas también, depende de la calidad o el modelo de pastilla, y luego el resto de cosas sí que las intento conseguir, por ejemplo, hay piezas de metal que tengo un amigo que me dijo que las podría hacer, pero ya no ha vuelto por aquí (risas). Al fin y al cabo para ser Luthier hay que saber un poco de todo, carpintería, electricidad, pintura… Ya que son factores, que son variables dentro de una guitarra.

3) Sabiendo cómo está el mundo laboral hoy en día y más en este país, ¿Cómo lo haces para continuar con un negocio de este estilo a día de hoy?

Yo consideraba en un principio intentar hacer un producto de calidad y con el precio de venta más bajo posible, pero son dos factores que son difíciles de conciliar. Hay que tener en cuenta que los productos baratos de guitarras baratas, son productos en serie.

Mi primer intento, era hacer un producto de bajo coste con alta calidad, pero me resultó imposible. Me he dado cuenta que lo mejor es hacer un producto que tenga muy buena calidad intentando que todos los materiales sean de primera. En cuanto a la venta, lógicamente los precios no pueden ser bajos. En el mercado una guitarra te puede costar unos 200€, y yo creo que un buen precio de venta sería alrededor de 500€. A priori esto puede parecer un problema, pero no es así ya que hay gente que sabe apreciar el trabajo y prefiere pagar un poco más por tener más calidad.

Un precio de 500€ resulta barato en comparación con otras guitarras, entonces no estoy tan fuera de foco en ese sentido.

¿La venta es difícil?, sí, pero hay que considerar que ahora la venta también está en internet.

Hasta ahora he vendido 6 guitarras, una de ellas en Zaragoza, pero las demás han sido en otras comunidades del país como Valencia, Extremadura…

Luego también hay foros de guitarristas donde hay venta de segunda mano y aprovecho a vender ahí también, la diferencia es que pongo que son de primera ya que son mi producto por supuesto.

Cuelgo fotos y videos de modelos que saco y la verdad es que son muy apreciados, me llegan comentarios muy positivos. Al fin y al cabo subir una foto o un video de tu producto es en lo que la gente más se va a fijar para decidir si lo compra o no.

4) ¿Qué hizo que acabaras dedicándote a este oficio?

Mi padre era carpintero. Yo sinceramente no estudié carpintería en una escuela. Pero sí estuve con él trabajando en verano, cuando era chaval; y luego posteriormente estuve trabajando en el taller mucho tiempo. Desde entonces, siempre tuve ahí la espina de hacer guitarras. Así como la idea de tocar en la calle que también la tuve desde niño.

Al final, llegó un momento en el que quise hacer una guitarra para mi, me compré piezas sueltas y me la fabriqué. En ese momento, me di cuenta de que lo que te estaban vendiendo no tenía la calidad que yo quería. Entonces empecé a investigar y derrepente vi una buena oportunidad para adentrarme en el oficio y así empezó todo. Conocí la electrónica, con respecto a la parte de piezas electrónicas de la guitarra que por aquel entonces desconocía; y me aficioné. Poco a poco, y sin darme cuenta, empecé a montar el taller.

Empecé haciendo una guitarra para mí pero se la termine vendiendo a un amigo, así que de momento no he podido quedarme con ninguna (risas). En ese momento, el taller fue creciendo y cada día se hacen más guitarras. Llevamos 1 año ya y lo cierto es que cada día va mejor.

5) ¿Has pensado alguna vez en dar clases u organizar cursillos básicos de luthier como forma de continuar con el negocio?

Yo había pensado algo como «la ciclería» (lugar donde uno puede ir a arreglarse su bici a cambio de un contribución económica). Montar un local así, de hecho, vi uno en la calle San Pablo que pertenece al Ayuntamiento muy majo para eso, porque es bastante más grande que este. Entonces mi idea era compaginar ambos oficios, el de fabricar las guitarras y a la vez arreglarlas, y dejar que se las fabricasen y arreglasen en el local, pero claro, si también te dedicas a reparar, poco te vas a dedicar a hacer, porque el tiempo al final te consume.

He de decir que económicamente no se como funciona esto. Soy muy mal negociante pero me mueve la pasión por la guitarra y la idea no me parece del todo descabellada. Lo único que habría que tener en cuenta son los factores de riesgo, ya que no todos tienen la misma destreza a la hora de usar una herramienta. Pero vamos, montar un «taller» para quintar una guitarra y darle un poco de mimo y cariño…Es posible que se pudiera hacer.

En cuanto a ingreso económico, seguramente lo fuera a haber también. Te puedo decir sinceramente que he tenido aceptación, es decir, si hablamos de lo económico estrictamente. Yo me tiré al comienzo a la piscina sin saber si había agua, pero ahora creo que la hay.

6) ¿Te hubiera gustado dedicarte profesionalmente al mundo de la música? Ganarte la vida tocando, o con un grupo, ya no en la calle sino sacar discos etc…

Tengo ahí un conflicto, porque me gano la vida tocando en la calle y como músico

porque no hago otra cosa más que el taller y salir a tocar, y me reporta más ingresos la calle que esto. De hecho, fue como pude hacer el taller, ya que empecé de cero, no tenía nada. Tengo un factor pendiente, y es componer canciones, que siempre he querido, pero me ha faltado tiempo. Me falta una disciplina de coger por las mañanas y ponerme a tocar, porque muchas veces tocando digo ¡aquí tengo un tema! pero me cuesta sentarme y ponerme a escribir una letra. Sinceramente, no tengo la disciplina de hacerlo, así que está pendiente. Agradezco la pregunta porque es algo que tengo ahí y a ver si algún día lo ponemos en el papel.

7) Además de guitarras, ¿fabricas algún tipo de instrumento?

Básicamente el bajo, ahora mismo no me planteo otro. Me decidí a hacer guitarras

porque si te fijas en los grupos, casi todos usan Fender o Gibson, que indudablemente han aportado muchísimo, pero viendo libros te fijas en modelos que son preciosos y se han perdido en el tiempo. Lo que me interesa ahora mismo es rescatar modelos que están perdidos (a mí me gustan particularmente), pero que no son los tradicionales y son raros de ver. Eso me mueve ahora mismo y otro tipo de instrumento serían zapatos (ríe) porque ya te digo que es tela, imagínate que me pongo a hacer saxos, no lo veo (entre risas).

8) ¿Dónde se puede ver una muestra de lo que haces? ¿Vídeos, fotos, …?

No llevo muy bien las redes sociales, pero estoy en grupos de Facebook, en webs de venta de instrumentos, de venta de segunda mano, de foros de guitarra, …

Normalmente estos sitios ofertan productos de segunda mano, pero también de

primera, siempre que no se trate de una tienda que anuncia sus productos sino de una venta personal. En ese tipo de sitios es donde más anuncio mis guitarras. También trabajo con una tienda de instrumentos musicales a la que en alguna ocasión le he llevado una guitarra para venderla, pero no hemos colaborado más que en un par de ocasiones.

De acuerdo, eso es todo, ¡muchas gracias!

Julio Pareja

Marca de guitarras y bajos “Voodoo”

Facebook: Julio Pd

Leave a Reply

X