Puerro y…

Lo bueno del puerro es que es un bienqueda

al horno, a la plancha, en pastel, guisado

en hojaldre, en souflé. Bien gratinado

es rudo cual hierro, suave cual seda.

Hay más para quien al Bancal acceda

a este manjar que desprecia el cuñado

pero que ama el chef, ya que es su aliado

y quien tiene paladar lo depreda.

Insisto: hay más… y son suspensivos

sólo puedo decir que es una especie

de trío de especias (lo pienso y salivo)

que gozará cualquiera que se precie

de gozar de un sabor tan efusivo

que el cielo de la boca siempre arrecie.

Leave a Reply

X