El arte se rebela con la nueva edición del Festival Asalto

By 21 septiembre, 2016general

Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma tendrá que ir a la montaña. Supongamos que la montaña somos nosotros y Mahoma es el arte y que todo esto sucede en Zaragoza. Y ahora dejemos de suponer y empecemos a afirmar que es lo que realmente está sucediendo en la ciudad desde el pasado 16 de septiembre. El arte se ha revolucionado y ha asaltado las calles. Y quizás tenga una explicación y sea una respuesta sana y natural a lo que está sucediendo con la cultura.

Una cultura que triste y habitualmente se ve relegada a un segundo plano, que sufre un IVA de un 21%, el que se da a los artículos de lujo, y que ve cómo se crea un ambiente en el que su existencia no es tan necesaria porque, oye, nos lo están diciendo, ¿no?: es un artículo de lujo. Y, amigos, la cultura es el sustento de nuestra conciencia. Si el cuerpo humano necesita agua para vivir, nuestra razón necesita de cultura para avanzar, para hacernos reflexionar sobre lo que somos y lo que hemos sido y hacernos pensar en los errores que cometimos para no volverlos a realizar. Sin libros que nos recuerden que hubo un tiempo que la humanidad se dividió en razas que se creían superiores unas a otras, sin películas que aludieran a ese tiempo en el que ciudadanos de un mismo país crearon guerras entre ellos y sin música que alentara a imaginar a todo el mundo viviendo la vida en paz, correríamos el riesgo de quedar amnésicos y olvidar nuestro pasado. Por ello la cultura es primordial, por ello no es un producto de lujo y por ello es necesario que esté presente.

Y aunque quieran poner trabas, no se pueden poner diques al mar, así como no se pueden parar las ansias de expresarse de los artistas. Así que ellos siempre encontraran esa manera de llegar a toda persona. De esta manera surgió en 2005 una maravillosa iniciativa que esta semana está cumpliendo 11 años: el Festival Asalto. Ese festival que no se resigna a esperar que sean los visitantes los que acudan a ver sus obras, sino que son los artistas que lo conforman los que salen a la calle para que los ciudadanos se encuentren, se choquen e interactúen con sus creaciones. Y ahora aplícame ese IVA del 21% cuando un mural pintado en un solar me sorprenda cuando esté de camino al trabajo, aplícame ese IVA de productos de lujo cuando pueda ver creaciones de ilustradoras aragonesas en la parada del tranvía, aplícame ese IVA abusivo cuando cada mañana pueda ver una escultura desde el balcón de mi casa.

Es lo maravilloso de este festival, que lo asalta todo, que se come la ciudad, que se rebela contra las normas que tradicionalmente han guiado al arte y rompe las paredes de los museos y permite que las obras salgan a la calle y en lugar de poner carteles que instan a “no tocar”, invitan a interactuar con las creaciones, a jugar con ellas, investigarlas, disfrutarlas y, al fin y al cabo, hacerlas nuestras. Y por si fuera poco, por si tu conciencia sigue hambrienta y necesita más arte que comer, el festival también ofrece visitas guiadas y conferencias para entender los entresijos de cada creación y sus creadores, talleres y actividades para que te traslades y te conviertas, aunque sea por una tarde, en el artista que crea. Y todavía no está dicha una de sus mejores características: esta “exposición” es permanente. Lo que se crea, se queda en la ciudad,  se convierte en ciudad, se convierte en Zaragoza y se convierte en una parte más de todos nosotros ¿Recuerdas ese “Porque sueño, no estoy loco” de la Plaza del Pilar? Ese mural nació en uno de los pasados Asaltos y se arraigó tanto en los zaragozanos que hubo algunos que se llevaron un pedacito del muro a casa.

Pase lo que pase, por favor, no dejemos que nada ni nadie nos quite las innatas ansias de saber que cada ser humano tiene dentro. Apoyemos proyectos como este, que trae artistas de todo el globo para que pongan bonita la ciudad. Apoyemos la cultural, el arte y a los artistas. Tenemos hasta el domingo para ver cómo se asalta la ciudad y toda la vida para disfrutar de las obras que ahora nazcan.

Leave a Reply

X