was successfully added to your cart.

La Navidad empieza el 7 de Diciembre

En el fondo y, por mucho que nos cueste admitirlo, la navidad nos gusta. Más de uno habrá pensado “a mi no me cuesta admitirlo”, pero maticemos. Son innumerables las perspectivas que nos alejan de asumir la Navidad como un hecho aislado, muchísimos los factores que hacen que ,cuando nuestro amado El Corte Inglés enciende las luces, nos asalte una sensación de nostalgia, quizás de soledad, hay quien se siente protegido por las venideras ocasiones en las que sentirá el calor de la familia y hay quien precisamente por esto se ve preso de la ira y con un discurso que no acabará hasta después de reyes.

Los cercanos perdidos, los queridos lejanos, las historias rotas, los años vacíos, los logros acumulados, las pasiones revueltas, las disculpas que nunca pedimos, la indiferencia de alguna ocasión, esa ayuda que prestamos al necesitado, el ascenso en Marzo, el día que despidieron a Juan o el hijo que tuvieron Nadia y Luis, la enfermedad que superó aquel pero que se llevó a este, la casa que compré y aquella de la que desahuciaron al otro; digamos que lo bueno, lo malo, lo mejor y lo peor de nosotros mismos y los demás viene a nuestra mente en forma de recapitulación siempre que otro año gana el ocaso.

Algunos anticipan el invierno acumulando regalos durante todo el año y otros tantos se llevan las manos a la cabeza pensando en como la supuesta unión característica de estas fechas, no es sino un pretexto para abarrotar comercios y grandes superficies en busca de otro objeto con el que participar en ese intercambio al que llamamos “gestos de amor o detalles”, perdiendo completamente de vista el objetivo principal en aras de valorar durante días “aquel regalo horrible que me hicieron” o “ese regalazo que no me esperaba”. Que al final hay muchas navidades que se resumen con la vuelta al cole en: ¿qué te han traido los reyes?, es una verdad como un templo, pero olvidemos el comercio, la pena, la nostalgia y las manías y centrémonos en lo que nos concierne: esforzarnos para que las tradiciones impuestas sirvan solo para hacernos participar de los reductos de bondad que representan, nos guste o no, la Navidad tiene una parte maravillosa, y hay que agarrarse a ella.

Este año la Navidad empieza el 7 de Diciembre y lo hace en la Plaza Mariano de Cavia (Las Armas). Precisamente por que queremos anticiparnos al bullicio, por que queremos alejarnos de los centros neurálgicos y por que queremos celebrar las cosas de una forma diferente.

Mientras muchos consumen de forma impulsiva, nosotros vamos a dar una segunda a lo material, por la mañana , de 11.00h a 14.00h, los mas pequeños y sus familias tendrán su lugar de forma completamente gratuita en unos talleres abiertos a todos los públicos, en los que , mediante objetos reciclados , crearemos cientos de elementos decorativos para el árbol de la plaza, un árbol normal, un árbol de los que conviven con nosotros, de los que hay en Zaragoza en invierno, de los que no son abetos perfectamente triangulares solo presentes en alguna urbanización del extrarradio.

Por la tarde, queremos invitaros a todos a una chocolatada, también gratuita, para que calentéis vuestros cuerpos y vuestras almas y asistáis a las 19.00h, al momento en el que todo el trabajo de por la mañana, y un trocito de cada uno de los presentes en los talleres, estará dispuesto en el árbol, ya convertido en un Árbol de navidad, con todas las letras, y dejará entrar la luz en sus ramas provocando el encendido, protagonista de toda esta jornada de austeridad y celebración.

Celebra con nosotros la navidad, celebra con nosotros que aún hay sitio para quererse mas de la cuenta y sentirse hermanos durante estas fechas, ven, come chocolate con churros bien abrigado, celebra un árbol reciclado como si fuera el de Times Square, por que lo de menos es el árbol, lo importante es que vengas.

Te esperamos, el 7 de Diciembre, en la Plaza Mariano de Cavia.

 

Leave a Reply

X